Obras > Cabaret Connection

CABARET CONNECTION


El espectáculo en el que hemos estado trabajando durante el curso para representar en Nebrija Escena tenía como punto de partida la evolución humana desde la aparición del Homo Sapiens hasta nuestros días.

El objetivo era escribir y representar un espectáculo que hiciera un recorrido por las distintas revoluciones protagonizadas por el ser humano: la revolución cognitiva y la toma de conciencia de nuestra capacidad para pensar; la revolución agrícola y las consecuencias de la desaparición del nomadismo; la invención de la escritura y el dinero; el descubrimiento de América, la primera vuelta al mundo y el consiguiente nacimiento de la idea de globalización; para terminar centrándonos en la actualidad y en cómo ha modificado nuestra vida la revolución tecnológica.

Partíamos de la idea de que actualmente nos esforzamos por alcanzar el Internet de Todas las Cosas con la esperanza de que nos haga más felices, más saludables y más poderosos; pero de que también es posible que cuando alcancemos nuestra meta, podamos vernos reducidos de ingenieros y dueños de nuestra existencia, a meros datos disueltos en un enorme torrente que ignoramos a dónde nos conduce y que ya no podamos controlar.

Otra idea fundamental que guiaba el espectáculo es que como humanos estamos cediendo nuestra autoridad a algoritmos externos, debido a que no podemos abarcar el inmenso diluvio de datos al que estamos sometidos.

Si bien, en siglos pasados, tener poder significaba tener acceso a los datos, en el momento actual, tener poder podría consistir en saber qué obviar y en tener claro en qué debemos centrarnos para no resultar confundidos.

Al producirse la pandemia y con ello la suspensión de las clases presenciales, nos hemos visto obligados a terminar el curso ayudados precisamente de esa tecnología de la que queríamos hablar. El tema que habíamos elegido se convirtió en el absoluto protagonista de nuestra vida en los últimos meses, lo cual nos ha llevado a debates y reflexiones de sumo interés. Una de las ideas de las que más hemos hablado ha sido precisamente de cómo el teatro ha debido estar siempre pegado a la realidad, para nacer de ella y resultar interesante.

Que la irrupción de la tecnología y de internet ha modificado nuestras relaciones y nuestra forma de vida es algo evidente, pero es que además esas modificaciones se han puesto mucho más en evidencia en estos meses de confinamiento.

Hotel Europa será un paso importante en la madurez artística y personal de nuestros alumnos hacia el mundo profesional.

Aunque las clases presenciales se suspendieron, las nuevas tecnologías nos han permitido seguir manteniendo el contacto virtual entre nosotros, así como seguir adelante con el trabajo

Nos hemos visto obligados a buscar un modo no presencial de hacer llegar al público nuestro trabajo y se nos ocurrió la idea de transformar las representaciones presenciales en radio teatro.

El trabajo de las últimas semanas ha consistido pues en la adaptación a una representación radiofónica de los textos que habíamos escrito para un escenario.

El contenido de las escenas se ha mantenido, lo que ha cambiado ha sido la forma de contarlo. El hecho de ser conscientes de que en radio no contamos con las posibilidades expresivas visuales de nuestro cuerpo y de que todo debía ser transmitido a través de nuestra voz ha cambiado muchos de los enfoques formales. Todos los estímulos visuales propios del teatro han debido ser sustituidos por estímulos sonoros.

Hemos llevado a cabo los ensayos y las grabaciones cada uno desde su domicilio, con todas las dificultades que ello conlleva a la hora de dar las notas de interpretación correspondientes, así como a la hora de recibirlas. También hemos contado con el problema de que muchas veces las grabaciones se veían afectadas por una escucha defectuosa, así como por problemas de retorno de audio. Todas estas dificultades han supuesto más uncvestímulo que un problema, ya que las hemos ido interpretando como las dificultades a las que una compañía de teatro del siglo XXI debía enfrentarse en medio de una pandemia.

Las dificultades a las que debían enfrentarse compañías de épocas pasadas eran otras, las nuestras eran éstas y nuestro afán ha estado puesto en solucionar esos problemas y adaptarnos a las dificultades para seguir haciendo teatro a toda costa y superar todos los problemas que fueran surgiendo.

Hemos dividido la función en ocho escenas cuya temática es nuestra relación con el teléfono móvil, la biotecnología y la inteligencia artificial. Ocho píldoras en las que hemos intentado condensar las preocupaciones e inquietudes que sentimos los seres humanos ante el avance imparable de las nuevas tecnologías y su influencia en nuestras vidas.

Pepe Viyuela
Director de Cabaret Connection




INTÉRPRETES - CABARET CONNECTION (Radioteatro)


PÍLDORA I - Introitus

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • LAURA PAYÁ
  • Tips para romper una relación

  • ROCÍO FERNÁNDEZ
  • CLAUDIA RACHEL SEOANE

PÍLDORA II - Alguien

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • CELIA DE SOTO
  • LEIRE MUGUETA
  • LAURA PAYÁ
  • VICTORIA SOLDEVILLA

PÍLDORA III - Te quiero baby

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • JAVIER BLANES
  • LAURA PAYÁ

PÍLDORA IV - Influencers

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • JAVIER BLANES
  • ROCÍO FERNÁNDEZ
  • LEIRE MUGUETA
  • JUAN IGNACIO OYANGUREN
  • PAULA SERNA
  • VICTORIA SOLDEVILLA

PÍLDORA V - El examen

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • CELIA DE SOTO
  • JUAN IGNACIO OYANGUREN

PÍLDORA VI – Ciborg contra Dios

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • CELIA MIGUEL
  • LIDIA TAPIAS

PÍLDORA VII – La máquina del amor

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • JAVIER BLANES
  • PAULA SERNA

PÍLDORA VIII - Exiliados

  • MARIO DOMÍNGUEZ
  • ROCÍO FERNÁNDEZ
  • CELIA MIGUEL
  • JUAN IGNACIO OYANGUREN
  • CLAUDIA RACHEL SEOANE
  • LIDIA TAPIAS